Risotto de marisco con pulpo a la plancha

el

IMG_0566

TIEMPO DE ELABORACIÓN ACTIVA: 20 MIN

TIEMPO TOTAL: 20 MIN

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS:

  • 200 g de arroz  arbóreo
  • 1 cebolla pequeña (≈140 g)
  • 2 dientes de ajo
  • 40 g de portobellos (3 unidades)
  • 200 g de gambas crudas y peladas
  • 20 g de Brandy
  • 900 mL de caldo de marisco (MI CALDO)
  • 70 g de queso parmesano
  • 30 g de mantequilla
  • 160 g patas de pulpo cocido

IMG_0579ELABORACIÓN:

  1. Lo primero que haremos será picar muy fino el ajo y la cebolla para que sean más pequeños que un grano de arroz.
  2. Después cortaremos las patas de pulpo cocidas, reservando la parte final entera para marcar a la plancha y la parte más gruesa en rodajas de tamaño de bocado. La parte final la usaremos para decorar y las rodajas las incorporaremos al risotto.
  3. Después pondremos a calentar el caldo de marisco en un cazo hasta que empiece a humear pero sin llegar a hervir. Yo he usado el caldo de la marca MI CALDO que vienen deshidratados en sobres de 30 g y los disuelves en agua. Tienes el caldo listo en 1 minuto sin ocupar espacio en la despensa ¡Es maravilloso!. Para esta receta necesitaremos 900 ml aproximadamente de caldo, por lo que yo usaría un sobre entero de 30 g de caldo de marisco y 900 ml de agua.
  4. En una olla doraremos con un poco de aceite el ajo y la cebolla despacito hasta que la cebolla esté de color ambar, durante cinco minutos aproximadamente, en ese momento añadimos los portobellos cortados en láminas finas pero grandes. Subimos el fuego buscando que empiece a dorarse la cebolla e incluso puede pegarse y tostarse un poco en el fondo de la olla.
  5. En ese momento añadimos el brandy para conseguir desglasar la olla, es decir, levantar lo que se queda tostadito en el fondo, esto le añade sabor y color al risotto.
  6. Cocinamos todo junto hasta que deje de oler a alcohol y en ese momento incorporamos el arroz arbóreo. Esta variedad de arroz es ideal para elaborar risotto porque tiene mucho almidón que nos ayudará a conseguir esa textura cremosa característica de esta elaboración.
  7. Añadimos caldo caliente a la olla y empezamos a contar 15 minutos. A partir de ahora no podemos dejar de remover el arroz, con esto conseguiremos que el arroz suelte su almidón y quede más cremoso. No hay que saturar al arroz por lo que hay que añadir cazo a cazo el caldo a la olla a medida que el arroz lo vaya absorbiendo y es muy importante que éste esté bien caliente para no cortar la cocción.
  8. En los últimos 3 minutos añadimos las gambas crudas enteras si son pequeñas y las rodajas de las patas de pulpo cocido y seguimos removiendo sin parar. Por otra parte iremos marcando las patas de pulpo para decorar, ponemos una sartén sin aceite a máxima potencia y cuando empiece a salir humo ponemos un poco de aceite y las patas del pulpo, las hacemos 1-2 minutos por cada cara y listo, es muy importante no mover el pulpo hasta que lo vayas a sacar y que la sartén esté muy caliente para que no se pegue.
  9. Cuando hayan pasado los 15 minutos completos probamos el grano de arroz y debería estar casi hecho pero un pelín duro en el centro ya que aún nos faltan 2 o 3 minutos más de cocción en los que vamos a mantecar el risotto, esto es, añadir el queso parmesano y la mantequilla. Es muy importante que antes de mantecar el risotto no quede prácticamente caldo ya que la mantequilla y el parmesano lo van a dejar más líquido, la textura ideal del risotto es aquella que te permite servir el risotto y que éste se extienda un poco en el plato pero que sea capaz de quedarse en forma de pirámide, no es ni un arroz seco ni uno caldoso, es un arroz cremoso.
  10. Probamos y corregimos el punto de sal. Hay que que dejar el arroz enterito, tened en cuenta que a la hora de servir está demasiado caliente y no se podrá comer, en esos minutos el arroz se sigue cocinando y no queremos que quede demasiado blando, lo ideal es que se note el grano entero.

Este plato es completamente incompatible con el batch cooking ya que debe comerse en el mismo momento que sale del fuego, de hecho, si cocináis para más personas os recomiendo que ya estén sentados en la mesa para comerlo en su punto, sino se puede pasar el arroz. Y recalentarlo no es una opción… de verdad, queda terrible.

Os quiero hablar de la marca MI CALDO venden caldos deshidratados hechos solo con ingredientes naturales todos ellos procedentes de Menorca (lo que es un plus para mí, ya que me toca muy de cerca). Es un buen procesado porque solo utiliza alimentos naturales, frescos y de calidad, sin aditivos, ni conservantes ni colorantes. El formato del envase es tremendamente práctico ya que no ocupa casi espacio y además tiene un sistema que te permite volver a cerrar el paquete por si necesitas menos de 1 litro de caldo. Al estar deshidratado tiene una amplia fecha de caducidad y la verdad es que están todos buenísimos. Desde que los descubrí en Madrid Fusión estoy encantada con ellos, me pareció una idea fantástica y no puedo no compartirlo con vosotros. Ahora mismo los podéis comprar directamente desde su web, llevan poco tiempo en el mercado por lo que aún no han llegado a grandes supermercados, pero llegarán porque es un producto muy bueno que te permite en pocos minutos obtener resultados fantásticos en la cocina.

¡Espero que os guste foodies!

¡Y no olvidéis suscribiros al blog, si no lo habéis hecho ya, para no perderos ninguna receta de www.nosolocomida.com!

IMG_0569

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Marta dice:

    Hola, como podría hacer un risotto sin nada de lácteo de vaca. gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s